miércoles, 6 de julio de 2011

al otro lado del teclado

Estoy un poco cansada y con ganas de escribir lo que a nadie le interesa. Con ganas de poner en unas frases todo lo que tengo aquí, al otro lado del teclado, como si así fuera a salir de mi para instalarse en otra persona, o en un personaje inventado que cabe en cualquier ser humano. Aunque sería imposible plasmar en letras y palabras todo lo que me empuja y me detiene, lo que me saca de la razón y me lleva a ella en un mismo instante. Sólo me queda agradecer a los no lectores su presencia y su existencia por dejarme ser, a veces o casi siempre, yo misma. Y a los lectores, por elegir entre mil, y como una más, esta forma fácil de perder el tiempo, que en días como hoy me hace sentir escuchada.


---
Imagen: Paul Klee

4 comentarios:

  1. gracias Lucas, me encantó tu comentario. Está claro que a veces sobran las palabras :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Y quién dice que es tiempo perdido, el de los lectores?
    Siempre hay alguien que quiere leer lo que vos tenés ganas de escribir.
    Los posts son como mensajes en botellas arrojados en el mar.

    :)

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantaría encontrar una botella con un mensaje, aunque lo bueno del blog es que el que la encuentra puede comentar y con la botella el tema está más complicado ;) Gracias Cat!

    ResponderEliminar